top of page

Stakeholders “Identifica a los interesados en tu negocio”

"Cuando un negocio aparece por primera vez en el terreno de juego y se integra a este entorno se ve rodeado de lo que denominamos partes interesadas, actores diversos que se alertan ante la existencia de un nuevo actor y afectarán de manera positiva o negativa a la empresa"

Las empresas, en el momento de su creación, se convierten en una parte viva de un entorno condicionado por fuerzas que impactan de forma positiva o negativa y pueden ser externas o internas. Estas fuerzas influyen de forma política, social, económica, ambiental, legal y tecnológica y deben ser contempladas y analizadas para evitar sus daños o aprovechar sus oportunidades. Entonces, una empresa es un ente operando en un gran ecosistema y se beneficia o sufre daños en él, este ecosistema también está integrado por otros seres vivos que se desenvuelven e interactúan, los cuales pueden ser organizaciones de todo tipo que buscarán en todo momento prevalecer, adaptarse y crecer.


Cuando un negocio aparece por primera vez en el terreno de juego y se integra a este entorno se ve rodeado de lo que denominamos partes interesadas, actores diversos que se alertan ante la existencia de un nuevo actor y afectarán de manera positiva o negativa a la empresa. Por eso es fundamental identificar a estos actores, analizarlos y generar una estrategia para gestionarlos. Las partes interesadas o actores reciben el nombre de Stakeholders, la etimología de la palabra se deriva de “stake” apuesta y de “holder” poseedor, por lo que en concreto se entiende que son “todas las personas o entidades afectadas o concernidas ya sea de forma positiva o negativa por la actividad de la empresa en cuestión, además de buscar ayudarla o afectarla teniendo como involucrados a empleados y colaboradores, proveedores, clientes, entidades de gobierno, organismos externos, posibles inversionistas, competencia, etc”.


Para entender mejor el concepto imaginemos que el mercado es un gran hipódromo en el que la empresa es un caballo de carreras, en él seguramente habrá personas interesadas en que este caballo gane y pondrán su apuesta en que este acontecimiento ocurra pero, también habrá actores que apuesten en contra, podrá haber competidores que busquen afectar a este caballo para que no se desempeñe adecuadamente, o encontraremos aliados que ayuden a preparar a este caballo para la gran carrera, así, todos los involucrados en este ejemplo son poseedores de una apuesta a favor o en contra del caballo (Empresa). En esencia así entendemos a los grupos de interés, quienes impactarán para beneficiarse, ayudar, dañar o afectar las operaciones de la empresa.

De este modo, se entiende que como empresa debemos prestar atención a estos actores porque indudablemente podremos encontrar en ellos muchas oportunidades de crecimiento, pero también grandes amenazas, podrán ayudarnos a desarrollar fortalezas o aprovechar las debilidades del negocio para afectar su operación. En cualquiera de los casos se vuelve fundamental primero identificarlos, analizarlos y definir qué hacer con cada uno para desarrollar estrategias de contención o buscar establecer redes de colaboración que permitan impulsar el desarrollo empresarial. Lo primero que se debe hacer es clasificarlos en dos grupos: el grupo primario y el grupo secundario, en el caso de los primarios se identifican a todos los grupos de interés o Stakeholders que impactan a la empresa en cuestión económica, es decir, los que dan o quitan dinero; en los secundarios se ubicarán aquellos actores que impactan a la organización con su poder de influencia sin tener un impacto económico directo.


Una vez identificado si impactan a la organización económicamente o con poder de influencia se deben estratificar por clusters divididos de la siguiente manera:


Cluster Nivel 1: Son los stakeholders que encontramos en el ambiente interno de la organización, ya sean colaboradores, empleados, socios, etc. Son de nivel 1 pues son con quien más contacto tiene la empresa, ya que su interés radica en tener empleo y en obtener ganancias para la empresa con su trabajo; su compromiso debe ser mayor que el de los demás actores.


Cluster Nivel 2: Son los grupos de interés que se encuentran fuera de la organización, pero la empresa tiene control y poder sobre ellos, es decir, actores a quienes se puede influenciar para que beneficien a la organización o por el contrario si buscaran dañarla se podrá desincentivar su impacto al ejercer presión. En este cluster se pueden encontrar proveedores, inversionistas, socios externos, aliados estratégicos.


Cluster Nivel 3: Son los actores externos a la organización con los que la empresa no tiene ningún control sobre su accionar de modo que si buscarán beneficiar a la empresa lo harán y si buscan dañarla no se podrá evitar, únicamente prevenir, en este cluster se pueden encontrar actores como el gobierno, la competencia, la sociedad o los medios de comunicación.


De esta forma se tiene perfectamente identificado el tipo de Stakeholder y la cercanía que tiene con la organización, así como el control que la empresa tiene sobre él, además de que se conoce si su impacto afecta económicamente o con poder de influencia. De modo que es momento de priorizar a estos actores y definir un curso de acción para cada uno de ellos, para esto se recomienda seguir esta línea lógica:

Para priorizar a los stakeholders primero hay que identificar en dónde están, quiénes son y su tamaño, además de si son primarios o secundarios. Posteriormente se deben ubicar por cluster y de esta forma se podrá analizar su probable poder sobre la empresa, el interés que tiene y también sus intenciones (buscará colaborar o afectar). Con este análisis se puede desarrollar un curso de acción personalizado para cada actor enfocado en controlarlo, mitigar su impacto, colaborar, desarrollarlo, competir o impulsarlo según sea el caso.


Al gestionar de esta forma a los Stakeholders se logrará tener una planeación estratégica más enfocada, un análisis del entorno más real y una gestión de grupos de interés que permita colaborar con quienes tengan un interés positivo y cuidarse de aquellos que buscarán dañar a la empresa. De esta forma será posible adaptarse y mantenerse en el entorno.


AUTOR:

Mtro. Rodrigo Antonio Herrera Rueda

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page